Mi fuente de juventud eterna: Proteoglicanos Delapiel

Ya en la época de Ponce de León se hablaba de la fuente de la eterna juventud. Fuente que quien bebía de ella sería joven y eterno para siempre. Pues bien, no sé si la encontraron o no, o si bebieron de ella y los tenemos camuflados entre nosotros, jóvenes y radiantes, o bien se trataba de un mito o leyenda.

Yo, aventurera donde las haya, cuando salía con mi mochila al estilo Dora la Exploradora hacia esos caminos ya explorados por mi buen amigo Ponce, me tope sin querer evitarlo con mi fuente: Delapiel.

¿Qué es Delapiel?

Delapiel

Son unas ampollas de máxima concentración de Proteoglicanos. Casi todos habréis oído hablar de ellos, los cuales existen en diferentes formulaciones. Más de lo mismo, estaréis pensando …

¿Pero qué son los Proteoglicanos?

Son unas glicoproteínas de gran tamaño y peso molecular con un efecto inmediato sobre la piel. Eliminan pequeñas arrugas de expresión gracias a su estructura, aportan una gran hidratación ya que son capaces de absorber un volumen de agua de hasta 1000 veces su peso molecular.

¿Por qué Delapiel?

Me encantó su composición muy estudiada y completa. Cuando las probé me gustó su textura no grasa y su rápida absorción, pues te permite en seguida seguir con tu rutina de cosméticos. Válido para todo tipo de piel.

Cómo bien se presentan ellos: Menos es más; máxima concentración de principios activos con el menor número de tóxicos para nuestra piel. Sin perfume, ni sus alérgenos y sin siliconas.

¿Su composición?

  • Proteoglicanos 6%. Hidratante y reafirmante ya que fomenta la regeneración celular
  • Vitamina C 5%. Potente antioxidante. Efecto buena cara de día y estimula la regeneración celular de la piel durante la noche
  • Vitamina E. Nos protege frente la polución por su acción regenerante
  • Vitamina F. Fuente natural de Omega 3, mejora la elasticidad de la piel
  • Colágeno andino. Con el paso de los años vamos perdiendo esta proteína, la cual es un importante sostén de la piel. Por eso es necesario estimular su producción y así dar flexibilidad y resistencia a nuestra piel
  • Factor de protección solar. Se evita el fotoenvejecimiento. Combinado con la vitamina C y E protegemos nuestra piel de los efectos de la radiaciones solares

¿Cómo y cuándo las uso?

Yo las uso noche y día.

Media ampolla de noche con la cara limpia, la aplicó con pequeños toquecitos por cara, cuello y escote. A continuación siempre echo mi crema. Y repito lo mismo por la mañana. En las primeras aplicaciones notarás la piel más hidratada, jugosa, tersa y luminosa. No podrás resistirte a ellas.

Un verdadero lujo es una piel natural

¿Te lo vas a perder? Hasta la próxima. Mil besos.

2 comentarios de “Mi fuente de juventud eterna: Proteoglicanos Delapiel

Escribe un comentario